FUERZAS ARMADAS DE HONDURAS, PERSISTEN EN CONTINUAR IMPLEMENTANDO EL PROGRAMA “GUARDIANES DE LA PATRIA”

FUERZAS ARMADAS DE HONDURAS, PERSISTEN EN CONTINUAR IMPLEMENTANDO EL PROGRAMA “GUARDIANES DE LA PATRIA”

El pasado sábado 11 de noviembre las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA) clausuraron la promoción 2017 del Programa Guardianes de la Patria, en el Campo de Parada Marte, 1er Batallón de Infantería. En esta ocasión se graduaron, según la información, alrededor de 28,500 niños y niñas en todo el país, en un acto que consideramos atenta contra los derechos de la niñez y adolescencia de Honduras especialmente vulnerando los artículos 28 y 29 de la Convención sobre los Derechos del Niño y el Protocolo Facultativo relativo a la participación de niños en conflictos armados.

Cabe recordar que el Programa Guardianes de la Patria es ejecutado por las FFAA a fin de educar a niños y niñas “en riesgo social”, presuntamente para que no integren grupos violentos y delincuenciales. Pero las FFAA lo hacen actuando por fuera de sus atribuciones constitucionales, ya que la institución militar no tiene la facultad constitucional para hacerse cargo de atender a la niñez en “Vulnerabilizada”.

Las leyes del país establecen que la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF), la Secretaria de Educación (SE), el Programa Nacional de Prevención Rehabilitación y Reinserción Social (PNPRRS) y el Instituto Nacional de la Juventud (INJ), son las instancias facultadas para atender esa población infantil y juvenil. Lamentablemente, el Estado tiene a estas instituciones sobreviviendo con bajos presupuestos, lo que dificulta la implementación de sus programas.

Que las Fuerzas Armadas usurpen funciones privativas de las citadas instancias, solo contribuye a que éstas sigan en su asfixia presupuestaria, pues consideramos que los recursos que podrían utilizar en beneficio de la niñez en vulnerabilizada, son drenados hacia la Secretaria de Defensa, que no tiene atribución ni experticia para trabajar en esta temática.

Adicionalmente, instancias internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) (Observaciones 255-261, 2015), el Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas (CDN) (Recomendación 38, 2015) y el Movimiento Mundial por la Infancia de Latinoamérica y el Caribe (MMI-LAC), han advertido sobre los riesgos que implica exponer a los niños y niñas en instalaciones militares o a miembros de las FFAA, e instan al gobierno a revisar y abandonar el mencionado programa.

El pasado 6 de septiembre del presente año en el 164 periodo de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la Red COIPRODEN presentó su preocupación respecto a la persistencia en la implementación del referido programa para el cual los comisionados de esta instancia internacional, reiteraron cumplir las recomendaciones anteriormente emitidas al Estado de Honduras.

Las FFAA, están llamadas a ser las primeras en cumplir las leyes nacionales y no a violentarlas, por lo cual la Red COIPRODEN hace publica su protesta por la reincidencia del Alto Mando Militar en violentar la Constitución, el Código de la Niñez y Adolescencia y las leyes internacionales que amparan los derechos de la niñez. Con base en ello, exigimos respetuosa pero enérgicamente que cese dicho programa y los recursos que en él se invierten sean orientados a las instituciones que por mandato de ley deben realizar ese trabajo.

Les recordamos que según la Ley constitutiva de las Fuerzas Armadas de Honduras en su Artículo 1. Son una institución nacional de carácter permanente, esencialmente profesional, apolítica, obediente y no deliberante. Se instituyen para defender la integridad territorial y la soberanía de la República, mantener la paz, el orden público y el imperio de la Constitución, los principios de libre sufragio y la alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República.

 

Tegucigalpa, MDC a los 15 días del mes de noviembre de 2017