COIPRODEN pide ratificación del tercer protocolo facultativo de la niñez

 

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- La Coordinadora de Instituciones Privadas pro las Niñas, Niños, Adolescentes, Jóvenes y sus Derechos (COIPRODEN) demandan al gobierno actual y al próximo un nuevo protocolo facultativo de la convención de los Derechos del Niño (PFDN).
 
 
De acuerdo con el coordinador de COIPRDEN, Wilmer Vásquez, “Honduras fue uno de los primeros países en ratificar la convención de los Derechos del Niño y de igual manera ratifico dos protocolos facultativos que tiene que ver en conflicto con niños armados y en niñez en pornografía y explotación sexual y comercial”.
General de las Naciones Unidas adoptó el 19 de diciembre del 2011 un Nuevo Protocolo Facultativo de la Convención de los Derechos del Niño sobre un procedimiento de comunicaciones que permitirá a los niños, o a sus representantes, denunciar la violación de sus derechos y presentar una demanda ante un comité de expertos internacionales y el Comité de los
Derechos del Niño de la ONU, en el caso de no recibir respuesta del sistema de Justicia de nuestro país.
 
“Sin embargo a lo interno de nuestro país todavía no se ha logrado la ratificación en el Congreso Nacional ni si quiera que pase del poder ejecutivo al poder legislativo es por eso que la niñez y adolescencia están demandando al gobierno la ratificación del tercer protocolo”, agregó Vásquez.
 
Distintas organizaciones que trabajan en favor de la niñez hondureña han manifestado a través de un comunicado que “demandamos que Honduras confirme su compromiso con la protección de los derechos del niño mediante ratificación del III Protocolo Facultativo de la CDH”.
 
A su criterio es necesario que las autoridades nacionales “demuestren su verdadero compromiso con la niñez y juventud ofreciendo protección social, mejores oportunidades de salud, educación de calidad, participación y protagonismo infantil, trabajo digno y emprendedurismo juvenil, inclusión de personas con discapacidad y derechos humanos especialmente el derecho a la vida”.
 
“No ratificar este protocolo es desconocer lo que se ha venido discutiendo a lo largo de estos 20 años aprobados o ratificados la Convención de los Derechos del Niño y se entra en contradicción en los instrumentos nacionales e internacionales donde estos vienen a beneficiar a la Niñez y Juventud Hondureña”, concluyó.